La normativa expresa la necesidad de realizar distintas tipos de inspecciones según el tiempo transcurrido de la instalación, en cada caso debe realizarse por un organismo competente.

Inspección antes de la apertura

Antes de la apertura la norma expone la necesidad de que un organismo de inspección tipo A (ISO 17020:2012, Donde se dividen del tipo C (sin independencia) a A (independencia total)), certifique la conformidad según la norma.

En esta inspección se controlan todos los puntos referidos al parque, a nivel técnico y arbóreo.

Antes de realizar la apertura al público en general se recomienda una inspección a una empresa externa experta en este sector, os la recomiendo encarecidamente y os explico el porque. Las razones son las siguientes:

Antes de que firméis la entrega del fin de obra (entrega del parque), como cliente debéis exigir al constructor la inspección de grupo, o pedirla vosotros, esto os dará un informe positivo en caso de tener una buena instalación, veréis los posibles fallos que encuentren y si saliera negativo tenéis un documento para reclamar al constructor la solución de los problemas encontrados pues claramente debe entregarnos una instalación segura, ¿o queréis tener una instalación que no pasa un certificado de seguridad?, si no lo pasa eso quiere decir que en un juicio pueden (y harán, porque llamarán a la misma empresa certificadora para intentar peritar la instalación) considerar vuestra instalación insegura e invalidar cualquier prueba que os afecte en la defensa de vuestro caso, se que no es lo que quereis oir pero puede convertirse en la dura realidad. En resumen no abráis instalaciones sin consultar a una empresa de certificación, ya que, el constructor una vez firmado el fin de obra os deja el muerto nunca mejor dicho, ya que vosotros aceptéis la entrega en las condiciones dadas.

Con esto no quiero decir que los constructores sean monstruos constructores, suelen ser los que tienen mayor experiencia, pero también se mueven por su beneficio y son personas con un equipo de personas, que se equivoca, erran en su valoración de riesgos o usan un equipo inadecuado pensando que es el correcto. Te lo dice uno que hace artículos de seguridad y sigue intentando asegurarse por el lado de la cuerda que no toca cuando se despista.

Inspección en caso de modificación

Cualquier modificación debe quedar documentada, en caso de ser piezas idénticas, siempre que se realice por persona competente (la norma deja eso ahí y sale corriendo) no queda anulada la certificación anual.

En caso de realizarse modificarse de partes críticas (línea de vida, equipos, circuitos, etc).

El gestor debe modificar las modificaciones y una evaluación de riesgo de estas modificaciones.

Las operaciones de mantenimiento regulares, que no sean fruto de un deterioro, no serán obligatoriamente consignadas en el registro de mantenimiento.

Inspección Visual Rutinaria

La comprobación visual es la realizada previamente a la apertura. Busca encontrar problemas referidos a vandalismo, provocados por la meteorología, por la utilización intensiva, aparición de grietas o cualquier indicio de falla estructural, falta de cartelería, etc… En caso de detectarse alguna falta o riesgo debe realizarse un mantenimiento.

En la norma 15567-2 se expone una ficha de inspección visual rutinaria, nosotros pondremos la nuestra el día que saquemos la carpeta de parques.

Inspección funcional

Esta inspección deberá realizarse entre cada uno a tres meses, o según indique el fabricante. Es bastante mas profunda que la rutinaria y busca la seguridad general de toda la instalación, en particular descubrir el desgaste y posibles roturas normales por el uso del equipo. Además de esto deben revisarse sin experto el estado de los árboles, anotando cualquier diferencia o punto singular.

Este tipo de control es muy común realizarlo posteriormente a una tormenta, fuertes vientos, temporal de nieve, etc… para comprobar la resistencia de la instalación a estos esfuerzos. El control funcional precede a menudo a operaciones de mantenimiento correctivo (presión de las fijaciones, renovación de la pintura, cambio del material o de los elementos de estructura defectuosos, etc.). Estas operaciones deben ser consignadas en el registro de mantenimiento.

Inspección periódica

La inspección “anual” debe realizarlo un organismo de inspección según ISO/IEC 17020:2015 indica que se debería realizar una inspección al menos una vez por año civil.

Esta inspección es bastante extensiva a todo el parque y deberán entregarse cierta documentación al inspector que debemos realizar previamente, como son:

  • Informe de inspecciones de EPIs
  • Informe arbóreo/ informe fitosanitario
  • Verificaciones necesarias para cables enfundados
  • Instrucciones de mantenimiento dadas por el fabricante/proveedor

En este punto llegan los problemas pues una empresa de inspección conforme a la ISO 17020 con inspección de parques de aventura y hay que pagarlas. Nosotros conocemos dos cada una con sus particularidades. Y también vienen las ideas de mi cuñado es ingeniero o saquemos un concurso en el pueblo para darle trabajo al pueblo. me alegra que la gente sea original pero hoy por hoy solo hay dos empresas que cumplan esta características, por lo tanto, no me arriesgaría a tener un certificado sin validez legal.

Con todos estos puntos cubiertos tenemos un parque saneado durante un año entero, el trabajo es constante y generalmente requiere de personal competente (adoro esta palabrota) que realice todas las tareas (inspección funcional, inspección de EPIs y inspección periódica).

Como siempre estamos atentos a vuestros comentarios y sugerencias