Introducción al Mantenimiento

Todos alguna vez hemos oído hablar del mantenimiento, pero ¿qué es realmente? ¿y qué tipo de mantenimiento? ¿cuándo? ¿por qué?. A continuación, os responderemos a estas preguntas y os aconsejaremos como hacerlo, pero como siempre os recomendamos, consultad a un profesional, en Tu Mosquetón, contamos con una base de datos de profesionales que os pueden ayudar.

¿Qué es el mantenimiento?

Aunque sea evidente, a veces no lo es tanto, un mantenimiento es realizar una serie de tareas de comprobación y sustitución si procede, de elementos estructurales o de seguridad, para asegurarnos que los elementos van a cumplir su correcta función en todo momento. En este caso estamos ante un mantenimiento preventivo, ya que se realiza previamente a que la pieza o elemento falle y deje de cumplir su función. Este tipo de mantenimiento es casi de obligado cumplimiento, bien de cara a la propia integridad de los usuarios de los elementos o bien de cara a una futura inspección.

No obstante, tantos fabricantes como constructores, recomiendan un mantenimiento periódico de las instalaciones. Por otro lado, tenemos el mantenimiento correctivo, dicho mantenimiento no es nada deseable, ya que si bien se puede prever el fallo del elemento, este fallo ocurre de manera inesperada. Un incorrecto e insuficiente mantenimiento preventivo da a lugar a situaciones no deseadas y por consiguiente a un mantenimiento correctivo, más costoso y perjudicial.

¿Cuándo hacerlo?

Si bien los fabricantes recomiendan cuándo hacer un mantenimiento preventivo (o revisión periódica), por norma general podríamos clasificar 3 periodicidades principales:

  • Inspección previa al uso

  • Inspección semanal/mensual/trimestral (en función del elemento a inspeccionar)

  • Inspección anual.

Si bien no vamos a realizar una inspección diaria de todos los elementos de un parque, sí vamos a hacer una revisión visual de los elementos que vayamos a utilizar. No obstante, debemos hacer una inspección general y realizar un plan de mantenimiento de cada elemento con su correspondiente checklist por elemento y su periodicidad. La elaboración de estas tareas debe encargarse el personal técnico que elabore también el manual de explotación del parque.

¿Cómo hacerlo?

Lineas arriba comentábamos que los fabricantes especifican en sus manuales de uso ciertas tareas de mantenimiento, por lo que utilizaremos cómo base dichas tareas, pero sin olvidarnos que los fabricantes son muy conservadores y los manuales muy generalistas. Debemos así, adaptar dichas “checklist” a nuestro parque, teniendo en cuenta cualquier factor que deteriore la integridad de cualquier elemento, bien constructivo o de seguridad.

Cabe destacar que cualquier elemento debe estar expuesto a un mantenimiento periódico, desde los EPIs, hasta los cables de acero, haciendo especial hincapié en todos esos elementos de seguridad cuyo fallo sea crítico, como puede ser un sistema anti caída.

En artículos posteriores hablaremos de cómo realizar un correcto mantenimiento a diversos elementos que podemos encontrarnos en parques

Autor: Tu Mosqueton

Comparte está entrada en

Deja un comentario