Días atrás hablábamos de los materiales y de las posibles roturas que sufrían nuestros mosquetones, pero, viendo el amplio catálogo donde podemos elegir, ¿cuál es el que se adecúa a nosotros? ¿en qué se diferencian? ¿porque tienen esa forma? ¿como se usan? ¿qué dice la norma?

La forma y el modelo de los mosquetones depende del uso que le vamos a dar y aunque hay algunos que por su diseño son más polivalentes hay que saber elegir el mosquetón correcto para cada una de las situaciones que nos encontremos. A continuación clasificaremos los tipos de mosquetón según la norma UNE 12275:2013

Mosquetón básico (Clase B)

Empezamos esta clasificación con el más básico que también es conocido como el típico mosquetón de una cinta express. Este mosquetón tiene cierre automático, apto para cualquier sistema de amarre, es el más sencillo de todos y más comúnmente usado en el ámbito no profesional.

Hemos de tener en cuenta que al no tener ningún sistema de seguridad auxiliar (rosca, doble cierre, etc) es posible que la cuerda o el elemento introducido se salga del mosquetón o incluso que el mismo conector permanezca abierto durante un momento de carga.

Se caracteriza por tener una elevada resistencia al trabajar en la verticalidad totalmente alejado del gatillo. Hemos de tener cuidado al introducir algún elemento textil de que no trabaje en las cercanias del gatillo.

Mosquetón HMS (Clase H)

Mosquetón con cierre automático al igual que el anterior, le diferencia es la geometría de este que tiene forma de pera, este mosquetón es más usado en industria y en escalada. Quizá menos resistentes que los de la clase B, pero son los más adecuados para los frenos tipo cesta, ya que aseguran un bloqueo uniforme.

Cabe destacar que son ideales para utilizar con el nudo dinámico o con descendedores, de hecho, fueron concebidos para ellos, ya que permite total movilidad de este nudo hacia ambos lados del mosquetón. En concreto dicha técnica de aseguramiento (HalbMastwurfSicherung) es la que da el nombre al mosquetón.

El nombre común de este mosquetón es HMS o pera. Podemos encontrarlos con cierre de rosca (como el de la imagen) o con cierre de doble o triple seguridad.

Mosquetón Klettersteig (Clase K)

Este mosquetón, debido a su forma ergonómica, ha sido pensado para el uso en vías ferratas, ya que facilita el anclaje en los soportes de las propias vías. Estos son más ergonómicos y presentan un mayor rango de apertura que las “D” asimétricas de otras clases y están pensados para marcar mejor la dirección de la cuerda aportando una mejor resistencia. La clase K, engloba a los mosquetones más resistentes del mercado, aguantan de 2 a 4 kN más que los demás. 

Muchos de estos mosquetones están siendo utilizados en parques de aventura y este material está normalmente fabricado en aluminio, mientras que los cables por los que discurren son de acero. Igualmente en una vía ferrata hemos de tener mucho cuidado con el desgaste de ellos.

Mosquetón de terminación (Clase T)

Los mosquetones de clase T, están destinados a asegurar la carga en una única dirección determinada, como por ejemplo en cargas estáticas o soportes fijos, estos mosquetones tienen una forma muy específica y por norma general en el mercado, nos encontramos dichos mosquetones ya unidos a cuerdas o elementos textiles.

Mosquetón para anclaje específico (Clase A)

Mosquetón de cierre automático, diseñado para ser unido directamente a una clase específica de anclaje, por lo que no es un mosquetón polivalente, como curiosidad, es un mosquetón utilizado en el anclaje a los helicópteros por las fuerzas militares, el cual sueltan antes de hacer un salto base.

Mosquetón con cierre de rosca (Clase Q, Quicklink)

También conocido como maillon. Esta clase de mosquetones están destinados a anclajes fijos, en este caso, el mosquetón tiene un cierre de rosca que será la que soporte toda la carga. Estos mosquetones suelen estar fijos, ya que presentan dificultad en hacer un anclaje rápido.

Mosquetón ovalado (Clase X)

Su diseño es el de los primeros mosquetones de escalada, a pesar de ser los primeros, hay que prestar atención a su baja carga, aunque la norma exige que tengan una carga mínima para poder comercializarlos.

En cualquiera de los tipos anteriormente mencionados hay que evitar aquellos con diámetros inferiores a 9mm, para no castigar la cuerda con radio de trabajos reducidos.

Es muy importante saber que mosquetón elegir para cada situación pues nos podemos llevar alguna sorpresa, como la que podemos ver en el siguiente vídeo, que demuestran porque no hay que usar mosquetones HMS en triangulaciones.

Experimento mosquetones HMS. from juanito on Vimeo.

En futuros artículos hablaremos sobre los requisitos necesarios para saber si un mosquetón es válido o no, y los sistemas de seguridad de mosquetones, desde el más simple al más complejo, ¿y tú? ¿qué mosquetón es el que más utilizas?