Días atrás hablábamos del material del que se fabrican los mosquetones de escalada o de seguridad, en el articulo Mosquetones ¿De acero o de aluminio?, y vimos que eran mayoritariamente (siempre hay excepciones) de aluminio o acero, pero ahora viene lo malo, la rotura, ¿como rompe cada material?

Es obvio que todos los elementos de seguridad, bien sean mosquetones, cables o cualquier elemento de seguridad está expuesto a un desgaste del propio uso, que puede evitarse en algunos casos pero en otros muchos, es inevitable.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando nuestros elementos rompen?, en concreto, ¿como rompen nuestros mosquetones?.

Primeramente debemos distinguir entre rotura frágil y rotura dúctil, la primera se caracteriza por una rotura limpia, sin deformaciones previas, simplemente “parte”, es propia de los materiales más duros, como puede ser el acero y todas sus aleaciones.

Por otro lado, la rotura dúctil se caracteriza por una previa deformación y cierta plasticidad en la fractura, como si de un chicle se tratase, a continuación exponemos un par de fotos que aclararán lo anteriormente expuesto.

 

Mosquetones que ha sufrido una fractura ductil. (Véase la deformación)

 

Macro mosqueton aluminio roto

Mosquetones que se han fracturado antes de deformarse.

Os preguntareis, bueno, ¿pero y esto le pasa a todos los mosquetones?. Es obvio que sí, es pura física, si se llega al límite de rotura marcado por el fabricante, lo más seguro es que el mosquetón se rompa o se deforme, pero ahí entra la diferencia, ya que los mosquetones de aluminio, tienen una fractura dúctil, mientras que los mosquetones fabricados en acero al carbono, tienen una fractura frágil, estos últimos son más duros y resistentes, pero su fractura es brusca mientras que en los primeros, su fractura aparece después de una deformación previa.

No obstante, para que un mosquetón llegue a una fractura o a una deformación plástica, el límite debe superarse con creces y extendido en el tiempo. Recordemos que los mosquetones comerciales aguantan 26kN, o lo que es lo mismo, más de dos toneladas de peso.

En resumidas cuentas, sea dúctil o frágil la fractura, muchas veces depende de nosotros, de si realmente estamos usando el mosquetón según dicta el fabricante, ya que en pruebas de calidad, se supera en un 15% a la tensión admisible especificada por el fabricante.

Cabe destacar que los mosquetones no aguantan por igual en todas las direcciones… pero este es un tema demasiado extenso, que además podemos complementarlo con el trabajo de los mosquetones con diferentes cargas. 

Os dejamos un vídeo de un mosquetón llegando a su límite y fracturando.

 

En artículos posteriores trataremos también el tema de roturas en cables, en cuerdas o cualquier elemento textil.