Prevención de riesgos en la construcción

Os parecerá increíble pero de cara a cualquier funcionario eso es una obra, la hagais en los árboles o bajo la montaña, construir algo, pues os aplica el real decreto 1627.

Bienvenidos al infierno, para haceros el tema un poco más llevadero os diré las pautas a seguir para que evitéis problemas con unos sencillos pasos, os recomiendo que los sigáis pues si tenéis un accidente laboral construyendo ya podéis pagarle a todo el mundo para que digan que estábais podando. Los puntos a grosso modo serían:

  1. Toda obra se divide en promotor, constructor y dirección.
  2. En caso de ser constructores debéis realizar un plan de seguridad basado en el estudio o básico de seguridad.
  3. Conformar la seguridad propia en caso de 1 sola empresa y con un coordinador en caso de varias (2 autónomos cuentan como 2 empresas)
  4. Apertura del centro de trabajo (me gustaría verle la cara al funcionario cuando vea “arboleda de villarebuzno”)
  5. Debéis tener claro el anexo I de la ley de prevención de riesgos, ya que, los trabajos en altura tienen su vuelta de hoja respecto a la norma.
  6. Llevar una dirección de obra la cual fundamentalmente será la encargada de realizar el control de materiales.
  7. En caso de una inspección de trabajo se nos exigirá:
  • La formación de los trabajadores.
  • El control de los EPIs y protecciones colectivas.
  • El plan de seguridad y salud.
  • La vigilancia de la salud de los trabajadores (no siempre).

Y en general lo que le da la gana al inspector

  1. Entregar la documentación de explotación expuesta en norma que debe entregar el constructor, con al cual podemos echar un cable gracias nuestros artículos.
  2. Realizar un realizar una recepción de la formación realizada al personal en caso de haberla.
  3. Realizar un fin de obra en todos los casos y la recepción de información.
  4. Obtener el certificado de seguridad de empresa acreditada para cumplir con el objetivo de la norma de certificado de apertura por empresa concorde a la norma ISO 17020.

Y tú, ¿Qué opinas?

Autor: Tu Mosqueton

Comparte está entrada en

Deja un comentario